• B2me

Estilo Industrial: Más allá del hierro forjado y la madera envejecida.

Actualizado: feb 26



Si hay una tendencia que mejor ha sabido establecerse y mantenerse de una forma equilibrada en el diseño interior de los últimos 5 años es “el estilo industrial”.

Nacido a mediados del siglo XX, cuando las fábricas construidas durante la revolución industrial, creadas en las mismas ciudades, empiezan a abandonarse y comienzan a habitarse y reformarse para su uso como vivienda.

Surgiendo de esta forma, lofts de amplias ventanas, vigas forjadas expuestas y mobiliario reutilizado de las propias fábricas.


En estos últimos años, esta tendencia está sufriendo un renacer y una aceptación muy importante, tanto en viviendas como en espacios de restauración y comerciales. Pero, no siempre todos los espacios aceptan bien este estilo y no siempre este estilo (pese a sus ,a priori, simples características) es bien entendido por usuarios y decoradores.

Entonces, ¿Cómo sé si puedo implementar esta tendencia en mi hogar? ¿Qué elementos definen y crean conjunto en está? ¿Qué se puede hacer para diferenciar mi hogar o mi cafetería de estilo industrial de las demás? Bueno, en este post vamos a tratar alguna de las claves.


Madera envejecida y hierro forjado. Sí, pero ¿Nada más?

Son los elementos que más se incluyen al diseñar un espacio industrial, se conjuntan y complementan de maravilla. Las maderas naturales, de vetas amplias y generosas, envejecidas, con la textura del hierro negro oscuro, es quizás, la conjunción que define a este estilo. Pero claro, esto implica que en todos los espacios que se decoren de dicha manera este dúo va a aparecer, y para ser sinceros, está empezando a ocurrir que todos esos espacios parecen los mismos, cambia la forma sí, pero no el contenido.

Tranquil@s, hay técnicas y consejos que nos ayudarán a aportar un poco de aire fresco a estos espacios. Vamos con algunas de ellas:


Vegetación Tropical, La naturaleza recupera su espacio perdido.

Así es, rompe con lo establecido del estilo industrial con vegetación, te recomendamos vegetación de corte tropical, y si es posible natural. Trasmite la sensación, de que , no solo ese espacio industrial se ha recuperado para un uso personal, sino que también la naturaleza ha reclamado su espacio perdido.




En el ladrillo we trust.

Deja una de las paredes, si es posible alguna perpendicular a los ventanales para que la luz natural realce sus características, en ladrillo visto. Este detalle reforzará la estética general del estilo industrial, recuerda que viene de la conversión en loft de las antiguas fábricas que estaban en el casco urbano. Pero cuidado, no te pases con el ladrillo, sobrecargar un espacio con este elemento, puede dar más una sensación de edificio en obras que de espacio restaurado.


Ventanales amplios, luz y amplitud.

Ventanales amplios de suelo a techo incluso, sin persianas, uno de nuestros orgullos nacionales y aunque se pueden incluir para el hogar, ya que no tendremos persianas, ni cortinas. Las ventanas recomendamos que sean ajunquilladas, en hierro o madera lacada negro. Estos ventanales, reforzarán la estética y la idea de conjunto, además de aportar luminosidad y una sensación de amplitud.

En algunas zonas de nuestro país, y dependiendo de la orientación de nuestro hogar, las vistas o la localización, se hará necesaria la colocación de algún elemento que impida o limite la entrada de luz. Hay algunas soluciones bastante elegantes, pero en general, y para evitar romper la magia, no recurriremos al uso de persianas.

Nosotros recomendamos el uso de cortinas, pero cuidado, no todas son válidas.

Vale, ¿y cuáles lo son? Prepárense:


Estilo Nórdico, tu fiel compañero vikingo.

Con sus maderas claras y la omnipresencia del color blanco y colores saturados, se podría hablar de que el estilo nórdico es lo totalmente opuesto al estilo industrial y aunque no es así, no podemos negar que no estén bastante alejados el uno del otro en cuanto a líneas de decoración.

Por eso precisamente, por el eterno refrán que dice que los polos opuestos se atraen, incluir detalles pertenecientes a este estilo en nuestro espacio industrial, como las cortinas u otros elementos, normalmente textiles, como sofás o cojines, pueden dar ese toque diferenciador que tanto estamos buscando. Pero realmente, lo que aporta ese valor o esencia añadida son las alfombras nórdicas.

Os aconsejamos tener precaución con esta combinación, puesto que así es como nació un híbrido menos conocido, pero que B2me se define admirador: el estilo nórdico industrial. ¿Lo conocías?




Iluminación y conexiones, nada que ocultar.

Esto es algo fundamental en este estilo, tuberías, conexiones y demás a la vista, refuerzan de una manera considerable el mensaje y el trasfondo del Estilo Industrial, por supuesto, debidamente acabado, pero a la vista.

En cuanto a la iluminación, sin duda cálida y las bombillas de bulbos con filamento, pero LED, estas maravillas, aunque puedan parecer caras, son la iluminación cálida más perfecta y elegante ahora mismo en el mercado, su bajo consumo y durabilidad, así como el diseño y la estética que aportan justifican ampliamente la inversión.




Esperamos que os haya gustado nuestro artículo sobre esta tendencia y como darle un toque de aire fresco. ¡Hacednos saber si queréis que aportemos nuestra opinión sobre otros estilos o tendencias!

35 vistas

© 2020 B2me

Olimpic Stadium La Cartuja
41092 Sevilla
info@b2me.es     |     Tel: (+34) 955 28 39 39